HISTORIA DE LOS RUSSELL TERRIER



BREVE RESEÑA HISTÓRICA SOBRE LOS PERROS CRIADOS POR EL REVERENDO JOHN RUSSELL

(por Aguer Mauro - copyright)

Se denomina terrier a un extenso grupo de razas de perros emparentadas entre sí, según el diccionario ingles de Oxford, el nombre terrier se remonta al año 1440, la palabra francesa –chien– deriva del latín medieval terrarius que significa de la "terra". Esta clase de perros se han conocido en el reino unido desde tiempos antiguos, en la edad media fueron descritos por escritores y retratados por pintores. El primer libro de caza que hace mención de ellos se denominó "The Boke Of St Albans", su autora, dame Juliana Berners (1486) refiere a los terrier como: "aptos para la caza, y sobre todo muy polivalentes" (citado Aguer 2014. Yo Soy Américan Pit Bull Terrier).

El Sr. Nicholas Cox (1677) en su libro "The Gentleman's Recreation", sugirió que los terrier podrían haberse generado a partir de cruces entre un mestizo de mastive (mastiff) con un beagle, teoría que posteriormente apoyaron grandes historiadores como: Blome (1686), Jacobs (1718), Daniel (1760), entre otros.

La teoría de Cox (1677), en cierto modo, coincide con la descripción de Berners (1486) pues es factible que partiendo del cruce de un mastín mestizo con un beagle hayan surgido perros valientes y aptos para la caza. Esta clase de perros se diseminó fuertenemente en el Reino Unido y según la enciclopedia británica la denominación de sus razas, al menos en su etapa primaria, guardó más relación al condado donde eran desarrolladas dichas cepas que a una específica clase morfológica de perro con un estándar ajustado, el Sr. Rawdon Briggs Lee (1894) indicaría al respecto: "Lo que se sabe es que en el siglo XVIII no había una verdadera raza terrier" (citado Aguer 2014. Yo Soy Américan Pit Bull Terrier).

Los propietarios de terrier en su mayoría eran personas provenientes de clases sociales bajas quienes desarrollaron un perro de caza: rústico, sano, valiente, económico en su alimentación y con una de las mejores relaciones "tamaño, resistencia y potencia de mordida" de la época. Estos perros atravesaron una selección extremadamente dura, pues los granjeros los utilizaban literalmente como herramientas de trabajo, las cuales de no cumplir bien su objetivo podían ocasionar un gran perjuicio económico; básicamente, los terrier debían ser capaces de mantener a raya cualquier animal que constituyera una amenaza (tejón, zorro, gato montés, etc.), el Sr. Rawdon Briggs Lee (1894) señalaría al respecto: "Con el país invadido con alimañas como lo fue en aquellos días, los perros de un tipo u otro para mantener bajos los merodeadores fueron simplemente una necesidad" ( traducido, adaptado).

La política de crianza de estas cepas claramente fue sin concesiones durante los siglos XVIII y parte del XIX, solo se reproducían animales que eran aptos en su función, es decir, los perros que no lograban desempeñar adecuadamente su trabajo eran eliminados, el alimento solo estaba disponible para quienes cumplían adecuadamente su tarea (citado Aguer 2014. Yo Soy Américan Pit Bull Terrier).

En lo referente al pelaje de esta clase de perros, a grandes rasgos, se dividen en dos categorías: pelo duro o pelo liso (Youatt 1845), ambos con una capa doble que brinda protección contra los elementos climáticos.

La altura también fue un punto importante a considerar en los terrier en la caza tradicional del zorro (que se realizaba a caballo con packs de foxhounting), estos no debían ser ni demasiado altos, pues le dificultaría la tarea subterránea (ingresar en madriguera), ni demasiado bajos, pues tendrían complicaciones para realizar una adecuada persecución en el campo. En la caza tradicional del zorro los terrier cumplían la función de ayudantes de los foxhounds y harrier

Otros puntos que se consideraron para esta clase de terrier fue que contaran con una buena dentadura y algo a mencionar, al menos en una etapa primaria de desarrollo de estas cepas (antes que el tipo de perro Russell tomara reconocimiento) es que los criadores no prestaron demasiada importancia al color de sus perros, pues dentro del contexto de la caza tradicional del zorro (donde el rastro y persecución era llevada a cabo por foxhounds y harrier y los terrier cumplían básicamente la función de ir a tierra cuando el vulpino se refugiaba de forma subterránea) lo que importaba era que "el perro pueda hacer bien el trabajo que su amo le destinaba" (Rawdon Briggs Lee 1894, traducido, adaptado).

EL TIPO DE PERRO RUSSELL

(por Mauro Aguer, material protegido por copyright)

La persecución del zorro bajo la modalidad montería ha sido un deporte ecuestre y cinegético tradicional en el Reino Unido practicado desde épocas medievales siendo uno de los preferidos por la aristocracia.

criadero aguer hunter historia de jack russell terrier














Imagen: Sawrey Gilpin (1722 – 1803) - a huntsman with his hounds foxhunting.

Varias razas de perros conformaban los packs (grupo de perros de caza) para la caza del zorro, principalmente harrier y foxhound (olfato y persecusión); aunque, también se utilizaban algunos terrier con el objetivo de seguir al zorro dentro de su guarida subterránea y dependíendo de la preferencia del cazador (o estilo de caza que tenian los terrier utilizados) podiá ocurrir:

1) La eliminación subterranea del zorro por parte de los terrier.

2) Forzar la salida del vulpiono de su madriguera (para que en lo posible continúe la persecución) y que la culminación de la cacería se produzca en la superficie. Vale destacar aquí, que esta última forma de caza fue la preferida por el reverendo John (Jack) Russell (1).

Los terrier especializados en la caza del zorro se denominaron "fox terrier", en aquel entonces no se trataba de una raza específica (con un estándar determinado), sino eran perros de variadas cepas (crianzas) con una condición común: ir a tierra, es decir, trabajar a la presa de forma subterranea. Un criador destacado de esta clase de perros fue el reverendo Russell quien mediante cruces selectivos principalmente basados en una adecuada condición funcional (buenos trabajadores en la caza, sin olvidar una buena sanidad) desarrolló un tipo de perro que sería denominado años después de su muerte (2) con su sobrenombre y apellido: Jack Russell.

John (Jack) Russell desarrollaría su carrera universitaria en Oxford y mientras estaba allí, vio a una pequeña hembra de fox terrier llamada Trump que acompañaba a un lechero en sus rondas diarias. Russell quedo tan fascinado a tal punto con Trump que la adquirió, aún sin saber las cualidades funcionales de la misma (es decir, si iría bien a tierra y se comportaría como un real terrier). Este es el único caso, al menos que se conoce, en el que Russell compró un perro solo por su morfología y lo utilizó para criar.

criadero aguer hunter historia de jack russell terrier














Imagen: retrato de Trump pintado 40 años tras su muerte.

Se debe deducir que el tamaño de Trump (3) (pues no hay registros de su altura) era similar al de un zorro adulto, probablemente un poco mas bajo (4), su color predomínate fue blanco y contaba con manchas marrón oscuro sobre sus ojos, orejas y base de la cola. Poseía un pelaje grueso y denso (aunque, Drury -1903-, señala que "era diferente al de un terrier escocés") que le proporcionaba protección frente a las inclemencias del clima y contra las heridas que suelen provocar las zarzas y matas a los perros que persiguen zorros.

También el Sr. Druy (1903) nos indica claramente cuál era la función de los perros del reverendo: "sus perros mantienen un propósito específico, es decir, como ayudantes de otros perros en la montería y también se introdujeron en la caza del zorro" (traducido, adaptado), donde acompañaban (incluso por horas) al hombre a caballo.

Los ejemplares del reverendo contaban con las siguientes características:

a) Color blanco predominante: si bien Russell no fue quien creó los terrier con cuerpos predominantemente blanco y pequeñas manchas marrones en la cabeza y base de la cola (pues estos claramente ya existían), procuró perpetuar dichas características en su cepa. La ventaja del color blanco es que permite al cazador ver mejor al ejemplar en el campo y diferenciarlo claramente de su presa (el zorro rojo).

b) Altura no mayor a la de un zorro: era perfectamente comprendido por los cazadores que un ejemplar canino más alto (con patas más largas) que las de un zorro, tendría menor capacidad de movilidad bajo tierra (pues los fenotipos morfológicos de los zorros y perros son diferentes, es decir, a igual altura un zorro tendrá menor perímetro torácico que un perro); no obstante, Russell tampoco podía desarrollar perros con patas en extremo cortas, pues esto se transformaría en una desventaja para el ejemplar, básicamente, por dos motivos:

b.1) Cuanto más baja es la altura del perro, más fácil es que a este lo tape la maleza y se desoriente (pudiendo perderse).

b.2) En el caso que los perros deban realizar extensos recorridos, desde el despliegue mecánico existe la posibilidad de que un ejemplar de baja altura se agote más fácilmente que otro congénere de altura mayor (5).

c) Capacidad de rastro: si bien no era la función principal de estos perros, mantuvieron una buena capacidad olfativa (que incluso se mantienen hasta la fecha, son una de las razas favoritas para la modalidad rastro de sangre).

d) Capacidad de trabajo: la fuerte convicción de trabajar duro e ir a la tierra debía estar siempre presente en sus perros, como mencionamos anteriormente, el objetivo de Russell no era desarrollar perros matadores de zorros dentro de sus madrigueras (6) sino que se enfocó en seleccionar ejemplares que presionaran al zorro hasta hacerlo salir del escondite para que así la culminación de la cacería se realizara en la superficie.

criadero aguer hunter historia de jack russell terrier














imagen: "the hunting parson", the rev John (Jack) Russell, who bred jack Russell Terrier.

El reverendo Russell utilizó diversos perros para formar sus exitosos packs de caza (principalmente foxhounds, harriers y terrier), en lo referente a los terrier, al parecer, no los crió en consanguinidad; aunque, solía incorporar todos los años ejemplares pertenecientes a una cepa pura (compréndase por tal a ejemplares criados en familia) relacionada con la familia Williams, como bien lo menciona Gerald Jones (conocido bajo el seudónimo de Dan Russell) en una entrevista realizada por Eddie Chapman (uno de los más grandes terrierman): "el reverendo Russell iba cada año a Scorrier House, en Cornwall, para adquirir reproductores de una cepa llamada Scorrier Terrier que tenía fama de mantenerse pura por más de 200 años" (traducido, adaptado).

Con mucho esfuerzo el reverendo Russell (pues la situación económica nunca le fue favorable) desarrolló buenos fox terrier cazadores y vendió gran cantidad de los mismos. Jamás presentó a sus perros en las exposiciones de belleza, pues argumentaba que sus ejemplares comparados con los que se exhibían en esta clase de concursos "era como comparar a las rosas silvestres con las de invernadero", también señaló claramente que “rara vez o nunca se veía a un verdadero terrier en esos eventos”.

Russell tras estar involucrado en la cría de verdaderos fox terrier de caza durante sesenta cinco años y haber creado un tipo de terrier que posteriormente llevaría por denominación su apellido, el 28 de abril de 1883, en Black Torring, en su casa (ubicada en Devonshire, Inglaterra), fallece de causas naturales sentado en la terraza de dicha propiedad la cual contaba con vista a las colinas de la campiña. El padre de los fox terrier como lo había descrito el prolífero escritor Hugh Dalziel en su libro "The British Dogs" fue un ser muy querido, cientos de personas lamentaron su muerte y la Gazette del kennel club lo señaló como "el criador más antiguo de fox terrier del Reino Unido".

Los registros de cría de Russell se perdieron para siempre tras su muerte, un lamentable hecho que no permite saber con real exactitud cómo fueron realizados los cruces de sus perros; y por añadidura, la continuación de su linaje se torna un tema muy confuso pues básicamente, cualquier persona podía afirmar tener perros Russell y no había registros de las ventas ni tampoco estaba el reverendo para negarlo o afirmarlo. Nombres de criadores como Henry Villebois, el Sr. East (de Chiselhurst), el Sr. Archer (de Cornwall), el Sr Nicolás Snow (de Oare), etc. aparecen en la historia como los herederos de la cepa Russell (o al menos, sus perros tendrían parte de sangre de perros criados por el reverendo); aunque, de todos ellos, el Sr. Arthur Heinemann, quien había adquirido perros en 1894 del Sr. Snow, sería el que mayor difusión comercial le daría a dichos perros bajo la denominación "Russell".

Un tema controversial

Heinemann, en realidad, era un terrierman (cazador con perros terrier) apasionado por la caza de la nutria y el tejón, incluso, en 1902 junto a otras personas fundó el "Devon and Somerset Badger Club" (básicamente era un club de caza del tejón), el cual tiempo más tarde bajo la consigna de recuperar al viejo terrier del norte de Devon, cambiaría su nombre al de "Parson Jack Russell Terrier Club", una modificación sospechada de realizarse por intereses económicos, pues los perros bajo la denominación "Russell" se cotizaban muchísimo y Heinemann terminó vendiendo "un infierno (gran cantidad) de estos perros (Gerald Jones, traducido, adaptado)" en el Reino Unido y el extranjero.

Independientemente si los ejemplares de Heinemann provenían de los perros que tuvo el reverendo (7), la calidad de los mismos era incuestionable, pues Heinemann solo criaba de comprobados terrier de trabajo (reales cazadores) que iban muy bien a tierra (8). Poco antes de la segunda guerra mundial, el "Parson Jack Russell Terrier Club" se disolvió y durante este período de crisis se redujo la demanda de perros drásticamente; no obstante, poco tiempo después de terminada la guerra (en 1950) con la economía comenzando a crecer y gracias al movimiento social en Inglaterra que logra incorporar "el fin de semana para los trabajadores", volvió a florecer la actividad cinegética, los terriermen ahora disponían de dinero para comprar, mantener y criar perros de caza como así también tiempo para realizar las cacerías.

Este nuevo período fue próspero y también experimental a nivel crianza debido las variadas preferencias de caza que tenían los terrierman (conejo, zorro, tejón, etc.). Los denominados perros Russell se cruzarían con razas como corgi, sealyham terrier, lakeland terrier, etc. diversificando (aún más) su fenotipo. Mucho tiempo después, este hecho llevaría a varias asociaciones modernas de perros Russell a una guerra (lamentablemente puede que solo sea por intereses económicos) por reclamar cuál de ellas tenía a los "originales Russell Terrier", una lucha completamente inútil por cierto, pues historicamente es algo imposible de comprobar de forma verdaderamente sustentable y que en consecuencia ha originado dos variedades de perros Russell (FCI 345 y 339) para una casta de terrier con un innegable pasado común.

Notas

1) El reverendo Russell nació en 1795 en Dartmouth, creció en el norte de Devon, Inglaterra y fue ordenado párroco en 1819.

2) El reverendo Russell siempre nombro a sus perros como "fox terriers".

3) El retrato de Trump fue encargado varias décadas tras su muerte por Edward VII (príncipe de Gales) a un pintor que nunca conoció dicho ejemplar; por consiguiente, no se trata de un fiel reflejo del animal. El reverendo Russell solo dijo que tenía "una buena semejanza".

4) Algunos historiadores le han asignado a Trump (sin pruebas contundentes) una medida de 14 pulgadas de altura; pero, es probable que dicha medida haya sido menor. Eddie Chapman citó respecto del tamaño más frecuente de los perros Russell: "por el lado de trabajo, creo que si nos fijamos en el país en su conjunto [el Reino Unido] nos daremos cuenta de que el tamaño más utilizado es entre las diez y media pulgadas a doce y media pulgadas... nunca he visto un Russell de catorce pulgadas que fuera tan pequeño de pecho como un zorro.... (traducido adaptado).

5) El reverendo Russell también era conocido por viajar a caballo cincuenta kilómetros hasta un lugar de caza seguido por sus terrier.

6) Russell dijo: "un fox-terrier no está obligado a cazar tejones, ni debe ser un mordedor tan duro que masacre a un zorro bajo tierra…" (citado por Robert Leighton 1910).

7) En principio, es difícil de hablar de exclusiva pureza racial en una etapa donde no existían registros, los perros (incluso de diferentes cepas) eran cruzados básicamente por sus buenas condiciones de trabajo con el objetivo de perpetuar indispensables características funcionales (esta ha sido una constante en las etapas primarias de formación de muchas cepas, antes que las conozcamos como razas con estándares fenotípicos morfológicos más ajustados), a modo de ejemplo: muchos terrier utilizados para la caza del zorro (y tejón especialmente) contaban con sangre de bull & terrier, incluso, unos de los perros pilares en la cría de fox terrier y utilizado por Russell fue Tartar (conocido junto a Old Jock y Trap como: los intocables) quien provenía del criador Stevenson, de Chester, cuyos ejemplares contaban con influencias sanguíneas de bull & terriers.

8) Heinemann muere de pulmonía en 1930 y la Sra. Annie Rawl Harris tomo rápidamente su lugar, ella también solo crió de perros cazadores y llegó a tener "unos 50 cachorros por año para entregar" (Gerald Jones, traducido adaptado), una cifra muy significativa para su época. De esta manera, se diseminaron ejemplares con grandes cualidades de caza bajo la denominación "Russell".

Bibliografía

Aguer Mauro (2014) Yo Soy Américan Pit Bull Terrier. pp. 20-27

William C. Pariente (Secretario ANKC ) "Jack Russell Terrier aprobado por el ANKC" Editorial de la KCC perrera Boletín Vol. 56 noviembre n º 11 Page 1

Russell, Dan (1979). Jack Russell and His Terriers: J. A. Allen. p. 117.

Hugh Dalziel "Perros Británicos: Sus variedades, historia, características, cría, manejo y exposición" ("El Bazar", Londres) 1879-1880 Capítulo XVIII. P 304.

R Makeef "Terrier de Parson Russell Una breve historia del origen de la raza en 1825 y la fundación del club en 1895" (VCA Gaceta 1993 Vol 59 No 5. P21)

Jane Harvey, (2012) "Fox Terrier y Jack Russell" en Lets Talk Terriers (Tracy Murphy, Dean Park NSW) Vol 8 No 2 2011 PP 16 -18

Sitios web consultados: www.terrierman.com

Dirección

Address

San Lorenzo 94

Gral Las Heras, Pcia de Buenos Aires.

Argentina

Teléfonos

Telephone

Teléfono fijo : 0220 4761354

Cel: 0222715629247

WahatsApp : 2227 629247

Redes sociales

Social media

Facebook: Nuestra Página - Recomendar

Pinterest

Google +